¡Larga vida a los cortometrajes!

pdf : NP05102013.pdf

Empezó con Noche de estrenos, prosiguió con el Homenaje al gran director de cine Javier Aguirre, pasó por las secciones oficiales de cortometrajes y largometrajes, se cruzó con unas cuantas secciones paralelas y así, proyección tras proyección, el 22º Festival de Cine de Madrid-PNR llegó a su conclusión. En este último día del Festival el cortometraje ha sido el protagonista absoluto, regalándonos una buena dosis de risas, esperanzas para el futuro y buen humor.

05103013_post Fotografía de Laura Tarraga
 

La Sala Berlanga ha acogido al público madrileño a partir de las 17.30 con la proyección de los cortometrajes de los socios PNR: Moviendo el boliche (Pablo Urueña y Jorge Montolío), Cora Beluga (Enrique de Tomás), Goluzma (Jesús Monroy), Romantic hideway (Violeta Barca-Fontana) y Veni, vidi, vici (Marcos Chanca). La siguiente sesión ha animado a los espectadores entre fantasmas que dejan el hogar (Presence required de María Gordillo), sueños rotos (The acrobat de Gerardo Herrero), el drama de la incomunicabilidad (Quiero de Bernat Gual), las dificultades en cumplir sus propios sueños (A new way of life de Mikel Mas), un homenaje a la música (Negro sobre blanco de Enrique Caruncho) y ha terminado con una preciosa pieza realizado gracias a los dibujos y las voces de los niños de la India (Bajo la almohada de Isabel Herguera).

Las sesiones de cortometrajes no se acabaron en la Sala Berlanga. En este quinto día del festival los encontramos también en la Escuela de Fotografía Blank Paper y en el Cine Doré. Ayer terminó el ciclo de proyecciones “Ser y Tiempo: dinámica y (aparente) estática”, compuesto por obras creadas por profesores y alumnos de la escuela, y otras ajenas como los cortometrajes más vanguardistas de Javier Aguirre. También llego a su conclusión el ciclo Homenaje a Javier Aguirre con la proyección a las 20.00 de una selección de sus cortometrajes más experimentales como Tiempo dos, Vizcaya Cuatro y Continuum 1.
La última cita del día ha tenido lugar en la Sala Berlanga, donde un animado público ha asistido a la proyección de la quinta obra finalista de la Sección Largometraje a Concurso: Otel-lo, dirigida por Hammudi Al-Rahmoun Font. Se trata de una peculiar adaptación cinematográfica de la obra teatral Otelo de Shakespeare, que entre pasiones, intrigas y celos ha conseguido atrapar la atención de los fieles espectadores del festival. Con la exhibición y presentación de Otel-lo terminaron las proyecciones de esta 22a edición. Y así, un año más, el Festival de Cine de Madrid-PNR (o mejor dicho todas las personas que han contribuido en su realización) ha regalado al público madrileño siete días del mejor CINE.

Para concluir, volvemos un poco atrás en el tiempo y en el espacio…era el verano del 1975 cuando el cantautor italiano Rino Gaetano cantaba Ma il cielo è sempre più blu (El cielo es siempre más azul). A pesar de lo que puede pasar en el tormentoso viaje que es la vida, el cielo sigue siendo azul para todo el mundo. Para quien sueña la gloria, para quien ama la vida, para quien vive en soledad, para quien gana y para quien pierde. Para todo ellos, y para el Festival de Cine de Madrid, el cielo será siempre azul y siempre nos transmitirá la esperanza en el futuro. El cine nunca será en peligro de extinción hasta que haya alguien que crea en ello y lo quiera salvar.
Stefania Piras
Prensa 22 FCM-PNR

 

Más información, en el e-mail prensa@festivalcinemadrid.es
c/ Abdón Terradas 4, planta 2a

Madrid 28015 España

Tel: +34 91 5 232 686

 

 

Comunicados de la Organización | Festival de Cine de Madrid-PNR