“Nunca traté de hacer un retrato del hombre sino del símbolo que para mí representaba”

pdf : entrevista_Lluis Galter_director_Caracremada.pdf
Lluís Soler en Caracremada

Caracremada, la ópera prima del director catalán, se estrenará en Madrid el 9 de septiembre en el 20 Festival de Cine de Madrid-PNR.

Prensa 20 FCM-PNR. Madrid.

La película Caracremada de Lluis Galter se presentará por primera vez al público madrileño en la Noche de Estreno del Festival de Cine de Madrid-PNR. El largometraje, que se proyectó en la última edición del Festival de Venecia, narra la historia de uno de los últimos maquis españoles: Ramón Vila Capdevila.

Tras haberse presentado en el festival de Venecia de 2010 y en diversos países, en España se estrenó en Barcelona. Ahora recala en Madrid, después de haber sido elegida para protagonizar una de las actividades estrella del 20 Festival de Cine de Madrid-PNR: “Para mí es un honor; estoy muy contento. Pensaba que si no lo habíamos hecho ya, nunca habría un estreno en Madrid. Y, la verdad, me parecía un poco raro que la película hubiese ido primero a Suecia o a Corea del Sur o a Estados Unidos, antes que a Madrid, pero en fin, cosas más raras se han visto.”

La Noche de Estreno es el marco en el que Caracremada se presentará al público y supone un escenario de encuentro entre el director y sus espectadores. Para Lluis Galter es una oportunidad porque declaraba que “también me gusta ver la película no como algo que se cierra en sí mismo, sino que sigue después de su proyección, cuando la gente pregunta y se forma cualquier tipo de debate”.

El personaje de Ramón Vila en su complejidad atrajo al director ya que “tal vez los que lo conocieron no lo verían como alguien tan extraordinario pero con el tiempo y la distancia se me aparecía casi como algo sobrehumano, mítico”. Lluis Galter encuentra la influencia de Camus a la hora de afrontar al protagonista ya que el mito de Sísifo “es una necesidad para ver a Ramón, para entrar en contacto con él de alguna forma, para salvar el abismo que hay entre nosotros”.

Este drama histórico cuenta la difícil vida de Ramón Vila Capdevila, guerrillero anarquista, que cuando la CNT decretó la retirada de sus hombres en el año 1951, permaneció en los bosques del interior de Cataluña para reemprender en solitario su lucha.

El director y guionista de la obra la define como una película que requiere paciencia y un cierto esfuerzo, “como la existencia del protagonista”. Las expectativas que se tengan sobre la historia son las que pueden acabar “por frustrar la apreciación del espectador” ya que no es sólo una película histórica sino que trata “la Historia como sujeto y cómo la afronta nuestra generación”.

Tras su paso por las secciones “Orizzonti” de Venezia y “Made in Spain” de San Sebastián la obra obtuvo el premio a mejor Opera Prima en los premios Sant Jordi de cine. El film reflexiona sobre la resistencia libertaria al régimen de Franco pero se diferencia de otras obras que documentan personajes o momentos históricos. En este caso, no se trata de rememorar lo sucedido, sino de situarse en el lugar de los hechos y tratar de entender algo que “no vimos ni nos contaron”. Lluis Galter afirmó que “nunca se trató de hacer un retrato del hombre sino del concepto o del símbolo que para mí representaba”.

La película, que comenzó como un proyecto amateur, fue evolucionando gracias a la colaboración y aportaciones de la gente en un proceso “muy orgánico”. Como explica el cineasta, en un inicio comenzaron la aventura “cuatro o cinco personas”. Tras un largo proceso de documentación, presentaron el proyecto a todo tipo de instituciones que tenían alguna relación con la historia de Ramón, con lo que consiguieron una pequeña financiación para empezar a rodar.
Poco tiempo después, Mallerich Films y Cromosoma se sumaron al proyecto y le dieron el empaque suficiente para convertir “un rodaje fuera de la ley” en algo inscrito en los márgenes de la industria: “no teníamos nada y por lo tanto tampoco había nada que perder, un poco como Ramón”, reconoce Lluís.

Dice el director catalán que no espera ninguna reacción concreta del público madrileño ya que “este tipo de películas no tienen público en un sentido genérico, sino “espectadores”, en un sentido individual, y cada espectador es un mundo”. Aún así recomienda que la gente que vaya a la sala “se deje llevar”.

El cineasta asegura que este tipo de cine no responde únicamente a un público con perfil especializado, cinéfilo o minoritario. El catalán defiende la necesidad de encontrar la manera de ofrecer otro tipo de cine a un público que, en principio, no sabe que existe. En una reciente entrevista la directora del festival declaraba algo similar: “no es que no haya público para este tipo de cine, sino que hay un problema de distribución, tenemos que saber hacérselo llegar.”

El cineasta se muestra humilde cuando se le pregunta por los límites de Caracremada “no tenía porqué llegar a ninguna parte y sin embargo llegó a muchas”. Tal vez sea algo casual, pero a raíz del film, se inauguró la Ruta Caracremada siguiendo los lugares donde Ramón llevó a cabo su lucha. Además, una antropóloga de la Universidad de Barcelona ha exhumado los restos del guerrillero para estudiarlos y el año próximo se restaurará y ampliará el Museu del Maquis de Castellnou del Bages.

Lluís Galter es esquivo sobre sus nuevos proyectos y sólo deja entrever que “hay algunos espacios que me interesan en particular, en la Costa Brava, pero no me atrevería a decir nada más”. Por ahora, le espera el protagonismo con su film Caracremada en la Noche de Estreno del 20 Festival de Cine de Madrid-PNR y para él eso ya es “todo un honor”.

 

Comunicados de la Organización | Festival de Cine de Madrid-PNR