Nacido en 1939 en Wiesbaden (Alemania), Volker Schlöndorff es un cineasta clave dentro del denominado Nuevo Cine Alemán, corriente surgida en la década de los 70 con notables influencias de la Nouvelle Vague. Este año, esta figura viva de la historia del cine europeo, protagoniza el Premio Mirada Internacional de nuestra 26ª edición del Festival de Cine de Madrid.

 

Director, guionista, productor y documentalista, Volker Schlöndorff comenzó formándose en Ciencias Políticas y Económicas en la Soborna de París y posteriormente en dirección en el Institut des Hautes Études Cinématographiques (IDHEC), lo que le permitió forjarse durante la década de los 60 como asistente de grandes figuras de la Nouvelle Vague como Louis Malle, Jean Pierre Melville o Alain Resnais. De ellos aprendió muchas de las técnicas y narrativas que luego trasladó a su cine, dentro de lo que se bautizó como Nuevo Cine Alemán, una corriente seguida por otros cineastas alemanes de renombre como Fassbinder o Herzog.

 

Desde sus inicios, además de aplicar la libertad narrativa y técnica aprendidas de sus maestros franceses, el director alemán apostó por plasmar una temática recurrente en su cine: La posguerra en Alemania y el germen de los conflictos bélicos en su país y en otras naciones. Así lo hizo en su primer trabajo, Wen Kummert´s, un cortometraje de 1965 de marcado signo político que, de hecho, fue censurado en su país de acogida, Francia, por abordar la guerra de Argelia. Pero fue sin duda El joven Törless (1966), su debut en el largometraje y adaptación de la novela de Robert Musil, el que marcó su vida como cineasta ya que le permitió empezar a trabajar en la industria.

 

A partir de aquí, Schlöndorff se ha movido a gusto en una filmografía plagada de títulos que abordan episodios históricos, fundamentales para entender el tiempo presente que tocaba en cada momento, así como de títulos procedentes de adaptaciones literarias de grandes autores del siglo XX: Desde Heinrich Böll, con El honor perdido de Katharina Blum (1975), pasando por Marcel Proust en El amor de Swan (1983), Arthur Miller con Muerte de un viajante (1985), Margaret Atwood con El cuento de la doncella (1990), hasta llegar a Max Frisch y Colm Tóibín con su reciente Regreso a Montauk (2017). Con todos ellos además el director alemán ha tenido la suerte de trabajar mano a mano en la escritura del guion y en la adaptación de las obras para llevarlas al cine.

 

Su relación con el reparto artístico e interpretativo ha venido marcada por un nombre fundamental, el de Margarethe von Trotta. Su mujer y una de sus musas, también actriz, directora y guionista, ha protagonizado o participado en muchas de sus películas como en El honor perdido de Katharina Blum (1975), Tiro de Gracia (1976) o Baal (1970), aunque por su extensa y prolífica filmografía también han pasado nombres relevantes como Anita Pellenberg, Jeremy Irons, Faye Dunaway, Robert Duvall, John Malkovich, Bibiana Beglau, Woody Harrelson, Sam Shepard, Julie Delpy, Richard Widmark, Fanny Ardant, Alain Delon, Bruno Ganz, Dustin Hoffman, Chloë Sevigny o Ulrich Matthes, entre tantos otros.

 

Ahora, la película que consagró al director alemán en el panorama cinematográfico internacional fue El Tambor de Hojalata (1979), basada en la novela de Günter Grass, al ganar un Óscar a la Mejor Película de Habla No Inglesa y la Palma de Oro en el Festival de Cannes. Pero lejos de quedar eclipsado por el éxito, Schlöndorff ha seguido explorando y manteniendo su particular estilo, y sus éxitos se han venido repitiendo en otros títulos, tanto en el campo de la ficción como en el documental. Así es el caso de su famoso ciclo de entrevistas realizado a su admirado amigo y colega de profesión Billy Wilder, con Billy Wilder ¿cómo lo hiciste? (1992).

 

A sus 78 años, Schlöndorff sigue dando lecciones de cómo hacer cine –recientemente impartió una clase magistral en la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España–, pero no reniega de los medios técnicos disponibles ni de los nuevos lenguajes narrativos surgidos en la industria cinematográfica actual. No obstante, sigue apostando por ese tempo lento en el que creció y en el ha basado gran parte de su carrera. Eso sí, siempre arriesgando con nuevos formatos y discursos, como dan buena cuenta sus películas para televisión, documentales y su faceta como productor y escritor.

 

Y todo esto moviéndose como pez en el agua tanto en la industria del cine europeo como en la estadounidense, con títulos más comerciales tales como Palmetto (1998), Diplomacia (2014), o su última película estrenada en España el pasado agosto, Regreso a Montauk (2017). Ésta última obra le ha supuesto un ejercicio catártico y uno de sus proyectos más personales hasta la fecha ya que, aunque inspirada en la novela de Max Frisch, el cineasta rehizo buena parte del argumento junto a su colega Colm Toilbin, con quien coescribió el guion que cuenta una historia de amor interrumpida en el pasado y que regresa de nuevo al tiempo presente.

 

Desde la Plataforma Nuevos Realizadores y el Festival de Cine de Madrid queremos rendir homenaje a Volker Schlöndorff con el Premio Mirada Internacional, por su viva y rica aportación a la historia reciente del cine europeo. Para ello hemos preparado un amplio ciclo de proyección de sus títulos más representativos entre los que figuran El Tambor de Hojalata, Baal, Muerte de un viajante y Diplomacia, entre otras.

 

Volker Schlöndorff nos acompañará en Madrid desde el jueves 19, estando presente en los coloquios posteriores a sus proyecciones, y será el gran invitado a la Gala de Clausura del festival en la Sala Azcona de Cineteca el domingo 22. Es un honor contar con su presencia, sensibilidad y conocimiento en la 26ª edición del Festival de Cine de Madrid, y poder celebrarlo.


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /usr/home/festivalcinemadrid/www/wp-includes/functions.php on line 3721

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /usr/home/festivalcinemadrid/www/wp-includes/functions.php on line 3721